Inti Raymi en el Medialab

En la zona andina del Ecuador, una cultura preincaica definió con absoluta precisión la mitad del mundo y edificó sobre ese punto un monumento de piedra en la cima del monte Catequilla, con una clara conciencia de su posición sobre la línea equinoccial.

 
Les invitamos a ser parte de este conocimiento por medio de esta conferencia compartida por Sebastián Salvador, miembro del Proyecto Científico Quitsato y  Director del Museo Shungoloma.
 
Catequilla, la verdadera mitad del mundo.
Proyecto Científico Quitsato.
Por Sebastián Salvador
 
Hace más de mil años atrás, los antiguos habitantes de lo que hoy conocemos como la zona equinoccial andina de nuestro país, construyeron  una pared de piedra de 70 metros de diámetro en la cima del monte Catequilla, localizado en la parroquia de San Antonio de Pichincha, 15 Km al norte de Quito. Esta estructura de orígenes pre-incaicos fue ubicada con absoluta precisión sobre la latitud 0°0´0´´.
El sitio tiene una forma muy particular ya que es una semicircunferencia que marca los solsticios, los equinoccios, el ángulo de inclinación terrestre y muy probablemente la esfericidad de nuestro planeta.
Gracias a las ventajas que nos brindan la ubicación geografía y la presencia de los andes, las culturas antiguas llegaron a esta precisión por medio de la astronomía. Para ellos como para todos los grupos humanos esta fue la base de su supervivencia. Por medio de ella, se comprendió y se consolidó la agricultura que ayudó a la sedentarización de la especie humana, así como la organización social, económica, espiritual, mágica, y ritual de la región.
Se han podido identificar alrededor de 200 sitios arqueológicos que siguen un patrón de organización en el territorio, basados en alineamientos con los ortos y ocasos solares, lunares, planetarios y estelares. El estudio de estos lugares provee de información para el presente y el futuro. Así por ejemplo, información agrícola, arquitectónica, medio ambiental, toponímica, conservación de recursos, preservación de pisos climáticos, puesta en valor de grupos étnicos, etc.
Lamentablemente,  este sitio es mutilado a diario. Catequilla, lugar en el cual se encuentra la evidencia, es víctima de una minería antitécnica para la extracción de material pétreo desde hace más de 40 años, siendo hoy en día, un domo fragmentado. Lo mismo acontece con casi todas las montañas de la región habiéndose extinguido varios otros elementos de la arqueología nacional a vista y paciencia de decenas de autoridades y de miles de pobladores apáticos.
No conforme, el terreno donde se asienta la estructura fue comprado hace años atrás, y su dueño, pasándose por alto las leyes de protección mundial y nacional intentó construir “Su” monumento sobre el sitio histórico generándole un daño irreparable al suelo y a los estratos inferiores. En primera instancia, fue paralizado por un amparo e intervención de organismos internacionales, pero hace un poco más de un tres años, cumplió con su cometido levantando una torre de metal e introduciendo material exógeno a la zona, así: cemento, ripio, arena, maderas, etc. Hoy en día, está cerrado por un muro levantado sin ningún argumento técnico ni mucho menos científico.
Desde hace casi 20 años atrás, el Proyecto Científico Quitsato ha tratado de preservar, investigar e informar a la población sobre la importancia histórica y científica de esta y otras muchas evidencias antrópicas de la región.
El Museo Shungoloma, es un espacio de construcción de ideas y pensamientos que aporten al cuidado y la difusión de varios elementos que posee esta región.  Sus fundamentos conceptuales se basan en ciencias como la arqueología, astronomía, antropología, geografía, ecología y sobre todo piensa en una historia distinta para nuestro país, aprehendida desde el balance y la madurez cultural.
Quitsato al igual que Shungoloma, son proyectos multidisciplinarios e independientes del Ecuador, que trabajan desde la autodeterminación, apoyados por la educación y sobre todo por el turismo cultural comunitario.
 

 

Fechas: 
Miércoles, Junio 21, 2017 -
18:30 to 21:00
Costo: 
Ingreso Libre
¡Compártelo!
En la zona andina del Ecuador, una cultura preincaica definió con absoluta precisión la mitad del mundo y edificó sobre ese punto un monumento de piedra en la cima del monte Catequilla, con una clara conciencia de su posición sobre la línea equinoccial.
 
Les invitamos a ser parte de este conocimiento por medio de esta conferencia compartida por Sebastián Salvador, miembro del Proyecto Científico Quitsato y  Director del Museo Shungoloma." data-share-imageurl="http://www.medialabuio.org/sites/default/files/field/image/19113815_1901793500063802_2913065824974125384_n.jpg">

Noticias

La violencia es un tema que se esconde dentro de nuestra sociedad, la cual ha ido creciendo por medio del silencio y la complicidad que existe entre un agresor y la víctima. Existen ciertas conductas o patrones que dentro de las relaciones de pareja se han ido naturalizando pese a que atenten... Leer más

Para Assange hay un gran peligro en el desarrollo a una velocidad geométrica y poco crítica de la Inteligencia Artificial. Indica que es un tema que Silicon Valley no lo puede observar, los que se han encargado durante años de desarrollar tecnologías para la conveniencia comercial, pero que... Leer más

Uno de los fundamentos que más me motiva de la educación popular es el lugar que tiene la Palabra en el pensamiento de Paulo Freire, que es esencialmente está ligada intrínsecamente con la transformación cultural, social y política. Esto contrasta con que estemos hoy llenos de diagnósticos y de... Leer más

Boletín de noticias

Regitrate para recibir noticias e invitaciones a eventos que organiza el MedialabUIO, manteniendote al día con los nuevos talleres, cursos y charlas que ofrecemos. Se parte de uno de los nodos más activos y diversos del ecosistema de conocimiento e innovación del Ecuador.